¿Existe Dios? ¿Hacia donde se dirige nuestro camino? ¿Existe Dios? ¿Hacia donde se dirige nuestro camino?

Introducción con símbolos cósmicos.

El plan eterno de Dios explicado brevementeEl plan eterno de Dios explicado brevemente

Un pasaje en la vida eterna: de animal a hombre.

Cosechamos como sembramos: La iniciación en la oscuridad.Cosechamos como sembramos: La iniciación en la oscuridad

Reencarnación y destino: quien mata será matado.

El hombre acabado a imagen de DiosEl hombre acabado a imagen de Dios

Ofrece la otra mejilla: El principio del perdón.

symbol_33s.jpgLos climas de pensamientos animales y humanos
– Símbolo 33

 


La transformación de la conciencia de animal a hombre

El símbolo da una visión general del desarrollo y transformación gradual de la psique del animal a la del hombre perfecto. Las figuras muestran dónde en este proceso comienzan, terminan, culminan, disminuyen o aumentan los diferentes climas de pensamientos.

Como anteriormente, el color naranja simboliza el reino animal y el amarillo el reino humano perfecto. A la izquierda vemos una figura amarilla en forma de cuña que se adentra en la zona de color naranja, lo cual indica que los climas de pensamientos humanos nacen en el reino animal como consecuencia de las experiencias de sufrimiento.

Cuando consideramos el símbolo a partir de la derecha, vemos una especie de escala vertical de color violeta. Simboliza el principio de la reencarnación y las innumerables vidas terrenas por el camino a través del reino animal. Luego vemos, hacia la izquierda, una figura vertical de color amarillo-verde. El color amarillo simboliza el principio femenino, y el color verde el masculino. Vemos que la relación entre estos dos principios cambia durante el camino evolutivo ascendente. Esta transformación es el fundamento del nacimiento de la conciencia cósmica.

symbol 33b
Si estudiamos las figuras verticales de color amarillo-verde, vemos que la relación de los colores cambia. Cuando el color verde está latente, el ser en cuestión aparece en un organismo de sexo femenino. Cuando el color amarillo está latente aparece el ser en un organismo de sexo masculino. Si seguimos las figuras en dirección ascendente vemos que la relación interna del principio femenino y masculino se modifica y ambos se vuelven iguales.

El animal se ha transformado en hombre. El hombre perfecto no tiene, por consiguiente, un organismo femenino ni un organismo masculino. Por esto dijo Cristo: «En mi reino no se toma en matrimonio».

La amistad es un ejemplo del incipiente amor universal que surge entre las personas como simpatía y afecto independientemente del sexo. Es un signo de que estamos saliendo del reino animal y vamos camino de convertirnos en hombres perfectos.

Antes de que tenga lugar la transformación de la estructura masculina y femenina, se produce una transformación decisiva tanto de la psique del animal como de su organismo. Estudiando las diversas figuras a la izquierda obtenemos una visión general de los factores más importantes en el proceso de nacimiento de la psique humana.

La evolución de la conciencia de animal a hombre se ha simbolizado con 12 figuras verticales. Podemos seguir el comienzo, crecimiento, culminación, degeneración y capacidad mínima de estos diversos climas de pensamientos

Observadas desde la derecha, las figuras simbolizan lo siguiente:

1. Figura de color naranja. El organismo animal del que también forman parte los organismos de la humanidad física. De un cuerpo simiesco se transforma en un organismo humano más o menos refinado. Poco a poco va adquiriendo un aspecto exterior más hermafrodita.

2. Figura de color rojo-negro. Simboliza el principio mortífero que es el método de supervivencia en el reino animal. Acciones relacionadas con el asesinato, la guerra, los sacrificios de animales y la consumición de carne.

3. Figura de color rojo-verde. Climas de pensamientos mortíferos que conducen a acciones citadas en la figura anterior.

4. Figura 1 de color amarillo-marrón. Soberbia, ambición, vanidad, jactancia y otros tipos de presunción tanto en el ámbito material como espiritual.

5. Figura 2 de color amarillo-marrón, colocada un poco más arriba. Consecuencias de la transformación de los polos, por ejemplo, degeneración del matrimonio y otros sufrimientos que acompañan a este profundo proceso de transformación psíquica. Se describen conjuntamente como «Dolores de parto antes del gran nacimiento».

6. Figura de color amarillo-verde. El amor al prójimo que comienza con las religiones humanas y se convierte en ciencia y propia experiencia por medio de la ciencia del espíritu.

7. Figura azul. El arte del reino animal que ensalza y estimula los ideales guerreros, la caza y la fertilidad. Posteriormente también se idealiza el matrimonio, con sus cambiantes ideales masculinos y femeninos, y se le da un matiz romántico.

8. Figura de color naranja-amarillo con luz blanca. El principio religioso. Cuanto más claro es el amarillo, más humano.

9. La figura visiblemente más larga. Facultades psíquicas. De la facultad de los animales de presagiar, la línea evolutiva pasa, entre otras cosas, por la clarividencia. Las facultades psíquicas usadas con propósitos egoístas se convierten en magia negra. En la época de la inquisición se combatió tenazmente estas facultades psíquicas bajas, frecuentemente con métodos crueles.

Podemos aprender a distinguir entre facultades psíquicas bajas y altas. Usar la oración correctamente es una facultad psíquica alta, magia blanca. Ver el símbolo 22.

10. La figura con el triángulo blanco. El gran nacimiento. Con la conciencia cósmica, Dios se convierte en sinónimo del universo, es decir, todos los reinos o zonas de conciencia se convierten en hechos vividos por propia experiencia, lo cual se simboliza con los colores alrededor de la estrella de cinco puntas.

11. Figura con la cruz blanca. El Revelador de la Verdad, el Espíritu Santo, representado por hijos de Dios iniciados, cósmicos y altamente cósmicos (la cruz superior) con conciencia de Cristo. Con el desarrollo psíquico-orgánico del amor universal ya no necesita ningún hombre nacer de mujer. Puede materializarse y desmaterializarse como Jesús hizo, en varias ocasiones después de la crucifixión, para fortalecer e inspirar a sus discípulos. También en este campo altamente psíquico era como su Padre «Porque él dijo y fue hecho; él mandó y existió». Sal 33,9 (Biblia protestante).

12. La figura totalmente amarilla a la izquierda. El futuro cuerpo humano totalmente perfecto de sexo completo. Con una facultad de amor universal altamente desarrollada. En este cuerpo y sistema nervioso refinados, el fuego supremo, es decir, la fuerza más profunda del principio sexual, puede culminar e irradiar a través de todo el organismo físico.

Todos los encuentros y todos los contactos con otros son para alegría, deseos de vivir, felicidad y bienaventuranza.

En la parte superior, junto a la figura amarilla vemos el fuego supremo flameando ilimitadamente. Este fuego es sinónimo de la voluntad, el espíritu y la fuerza universal de Dios detrás de todo lo que sucede en el mundo físico. Como se ve por las pequeñas llamas entre los seres de sexo masculino y femenino, aquí el fuego supremo se encuentra en su estadio latente. Ver el símbolo siguiente.

Como hemos visto, la psique de la humanidad se encuentra en un estadio de transición entre dos reinos. Cuando los hijos de Dios en el reino animal tienen que regresar de nuevo a la luz, entonces en la psique debe tener lugar la unión de lo masculino y lo femenino. Así surge de nuevo la conciencia de amor universal.

Ahora somos una vez más la imagen de Dios. Este estado está simbolizado sobre la ancha línea violeta. Aquí los colores verde y amarillo están en equilibrio, y el hombre ha resucitado del reino de los muertos.


© Los análisis cósmicos de Martinus están protegidos por la ley de derechos de autor. El copyright es propiedad de Martinus Åndsvidenskabelige Institut de Copenhague.