¿Existe Dios? ¿Hacia donde se dirige nuestro camino? ¿Existe Dios? ¿Hacia donde se dirige nuestro camino?

Introducción con símbolos cósmicos.

El plan eterno de Dios explicado brevementeEl plan eterno de Dios explicado brevemente

Un pasaje en la vida eterna: de animal a hombre.

Cosechamos como sembramos: La iniciación en la oscuridad.Cosechamos como sembramos: La iniciación en la oscuridad

Reencarnación y destino: quien mata será matado.

El hombre acabado a imagen de DiosEl hombre acabado a imagen de Dios

Ofrece la otra mejilla: El principio del perdón.

symbol_25s.jpgEl karma de la humanidad
– Símbolo 25

 

El mundo se transforma en un reino

Al igual que nuestro destino personal es un resultado de las consecuencias de nuestras propias acciones hacia el prójimo, el destino de las naciones también lo crean sus propias acciones en relación con lo que hacen contra otras naciones. Cuando las naciones cosechan su destino, tanto para bien como para mal, esto tiene lugar como karma colectivo.

symbol 25b
La parte del círculo de color naranja simboliza el principio mortífero, las tendencias animales de la psique. Esto se puede comparar con un campo magnético que atrae el karma de sufrimiento (las llamas) cuando ha llegado el momento.

La estrella de cinco puntas simboliza el principio de la redención del mundo que guía a los hombres terrenos y los hace salir del reino animal a través de la iniciación de la oscuridad. Vemos que este principio progenitor espiritual abarca todos los estadios camino de la salida del reino animal, tanto los que estimulan la venganza (color naranja) como los humanos, el perdón como ideal (color amarillo) o la ciencia del espíritu (color blanco).

Todas las guerras son una tradición pagana, aunque los combatientes estén bautizados y confirmados y se denominen «cristianos». Nadie sale, sin embargo, vencedor de una guerra. Cuando llega el momento del destino, y uno mismo se ve afectado por la guerra con todo lo que ésta conlleva de sufrimiento y privación, poco a poco crece la añoranza de la paz.
Sólo somos verdaderos cristianos cuando actuamos humanamente en todas las situaciones. No hay ninguna ceremonia, por ejemplo el bautismo o la comunión, etc. o sermones conmovedores, que sea decisiva. Lo decisivo son las acciones.

El verdadero amor al prójimo está simbolizado por la zona blanca en la parte superior del círculo. La zona amarilla simboliza la influencia humanizadora de las religiones mundiales sobre la humanidad. La zona azul muestra el humanitarismo que ya hay en el mundo, las religiones, el arte, la música, la literatura, la ciencia y la técnica humana. Todo lo que es un verdadero beneficio y una verdadera alegría para la humanidad forma parte de esta zona.

El karma de sufrimiento tiene diversas intensidades. En la parte de la izquierda se trata de consecuencias que se desencadenan como muerte inmediata, que es menos dolorosa que un sufrimiento permanente a causa de invalidez, tortura y otras formas de mutilación y enfermedad.

El  karma de sufrimiento son los efectos de los actos faltos de amor de las naciones, también contra los animales y la naturaleza. La consumición de carne, por ejemplo. Por medio de la teoría sobre el amor al prójimo (estadio-A) y el entrenamiento (estadio-B), todos llegan, con el tiempo, a la genialidad moral (estadio-C).


© Los análisis cósmicos de Martinus están protegidos por la ley de derechos de autor. El copyright es propiedad de Martinus Åndsvidenskabelige Institut de Copenhague.