¿Existe Dios? ¿Hacia donde se dirige nuestro camino? ¿Existe Dios? ¿Hacia donde se dirige nuestro camino?

Introducción con símbolos cósmicos.

El plan eterno de Dios explicado brevementeEl plan eterno de Dios explicado brevemente

Un pasaje en la vida eterna: de animal a hombre.

Cosechamos como sembramos: La iniciación en la oscuridad.Cosechamos como sembramos: La iniciación en la oscuridad

Reencarnación y destino: quien mata será matado.

El hombre acabado a imagen de DiosEl hombre acabado a imagen de Dios

Ofrece la otra mejilla: El principio del perdón.

symbol_27s.jpgEl resplandor cósmico de la Tierra
 – Símbolo 27

 

 

 

 

Los días y las noches de la vida eterna

Después de la noche viene el día. En el día cósmico (un día y una noche), que abarca eones de tiempo, la nave espacial Tierra con sus pasajeros acaba de pasar la culminación de la oscuridad y el frío cósmico. Hemos tenido, por ejemplo, dos Guerras Mundiales en una centuria, y parece ser que no es suficiente con esto.

De la misma manera que el invierno es más frío después del solsticio de invierno, la Tierra sigue estando caracterizada por la culminación del frío del invierno. Pero la luz crece ahora con gran rapidez.

symbol 27b
El clima de pensamientos más claro de la Tierra (la creciente aura luminosa) implica que las fieras, las serpientes venenosas y algunos insectos peligrosos desaparecerán, poco a poco, de la Tierra, al igual que una vez los dinosaurios y otros reptiles tuvieron que buscar planetas con posibilidades más favorables de evolución. Hay que recordar que, en este contexto, la Tierra se ve como un ser vivo.

Los hombres primitivos evolucionarán de manera relativamente rápida convirtiéndose en hombres civilizados, gracias a la sociedad de información y comunicación moderna que facilita la adquisición de conocimientos en todos los campos.

La figura de la parte inferior muestra un día y una noche cósmicos con la correspondiente culminación alternante de la oscuridad y la luz. La anchura de la zona crece, lo cual significa que la experimentación de la vida está en continuo y renovado crecimiento. El macroyo (la Tierra), que es macroyo de todos los seres vivos de la Tierra influye sobre toda la vida del planeta.

Tras la misión de Cristo, que tuvo lugar en armonía con el proceso de iniciación cósmica de la Tierra, el egoísmo ya no puede tener la aprobación permanente del ser Tierra. La irradiación luminosa del aura (el resplandor cósmico que sólo se puede ver con la clarividencia cósmica) está aumentando y, con ella, está abonado el terreno para la justicia, la misericordia, el perdón y el amor en la Tierra.

La formación como una escalera en la parte inferior simboliza las seis zonas de existencia, constantes en cada ciclo de espiral. La figura blanca, imprecisa, que en el símbolo va desde la zona 6 (el reino de la bienaventuranza) hasta el límite de la zona 3 (el verdadero reino humano) indica la frontera de la conciencia de la humanidad terrena inacabada. Lo que denominamos reino mineral son los signos «sin vida» exterior de una zona de existencia interior viva, el reino de la bienaventuranza.

La figura blanca, imprecisa, simboliza, así, que los hombres terrenos sólo conocen las áreas físicas del reino mineral, vegetal y animal.

El pequeño globo terrestre está ubicado en el reino animal inmediatamente después de la culminación de la oscuridad. La Tierra y su humanidad avanzan hacia la paz y el amor.


© Los análisis cósmicos de Martinus están protegidos por la ley de derechos de autor. El copyright es propiedad de Martinus Åndsvidenskabelige Institut de Copenhague.